Blog

6 cosas que me encantan de Brasil

Brasil limita con Argentina; por ende, muchos argentinos se toman vacaciones para visitar el país vecino. En el artículo anterior les conté de la isla Quemada Grande, frente a las costas de Brasil, donde viven las serpientes más venenosas. Esta vez les voy a decir 6 (seis) cosas que me encantan de Brasil.

1) Las playas

Las playas brasileñas son de las más hermosas del mundo. Son limpias, tienen arena que no quema los pies, tienen agua tibia y tranquila, y suelen estar rodeadas de mucha vegetación. Mis playas preferidas son la playa Bahía de los Delfines “Praia Baia dos Golfhinos” en Pipa que, sí, tiene delfines y nadan alrededor de los bañistas. Y la playa de Porto Seguro con barquitos encallados y muchos colores.

2) Las frutas, el pan de queso y otras delicias

Viajar a Brasil significa desayunar una variedad de frutas que no se encuentran en mi país. Mi combinación favorita es mango y papaya. También me gusta tomar agua de coco natural y después pido que me abran el coco con el machete para comer la pulpa. Otras delicias son las tapiocas, el dulce de guayaba, el queso coalho (puesto en un pincho y asado al carbón), la feijoada (un plato calórico con frijoles), el acaí y el pan de queso.

3) La gente cálida y alegre

Los brasileños son personas cálidas y alegres. Siempre que estoy turisteando por allá me hacen sentir como en casa. No solo los argentinos son bienvenidos, Brasil es un país muy diverso y abierto. De hecho, un amigo me contó que en Río, a las 00hs del Año Nuevo, ellos se abrazan ¡incluso entre extraños! para desearse un buen año. De todas formas, no hay que subestimarlos. En este país de mucha inseguridad nacen personas fuertes y luchadoras. ¡Las mujeres de acá sí que pelean!

4) La noche divertida

Bueno, como podrán imaginar, con gente alegre, las mejores frutas y la cachaza se pueden pasar unas noches muy divertidas. En este país las noches de fiesta tienen mucha vida, ritmo y sabor. Un trago que me fascina es el de mango con cachaza. Y canciones hay muchas con increíble ritmo, pero creo que esta es la que más me gusta:

5) El contacto con la naturaleza

La casa de la selva amazónica tiene flora y fauna que deslumbra. Una vez, me hospedé en una posada donde, además de los pocos turistas, también se hospedaban monos, iguanas, gallinas, conejos, lagartijas y pájaros. Desayunar con los monos alrededor es un gran desafío, créanme.

6) La facilidad para entender el idioma

El español y el portugués comparten casi un 90% del léxico. Es decir, si bien existen diferencias de pronunciación y de significado, no es muy difícil para un argentino y un brasilero entenderse hablando cada uno su idioma. Aquí les dejo algunas palabras para que comparen:

  • coragem (POR) > coraje (SPA)
  • passageiro (POR) > pasajero (SPA)
  • porta de embarque (POR) > puerta de embarque (SPA)
  • quantidade (POR) > cantidad (SPA)
  • escola (POR) > escuela (SPA)

¿Y vos qué opinás de Brasil? ¿Fuiste alguna vez? ¿Te gustaría ir? ¿Qué lugares visitarías?

¿Cuál es tu país favorito? Contame las cosas que más te gustan/encantan/fascinan.

No olvides seguirme en las redes sociales:

Instagram – Facebook – Twitter – Pinterest – Linkedin

¡Nos vemos en clase!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *